Age of Empires IV – Siente el Poder de un Imperio que Conquistó el Mundo (Traducción al Español de PC GAMER)

Una de las cosas que amo de juegos históricos es cuánto puedes aprender. Assassin´s Creed me mostró una nueva cara del mundo antiguo; Crusader Kings me enseñó más sobre leyes de sucesión que lo que pensé que podría jamás llegar a necesitar saber; y ahora, gracias a Age of Empires IV, se que el Imperio Mongol pateo más traseros de lo que pensaba. Lo que es tan emocionante sobre este juego es como explora lo que hizo únicas a culturas históricas – y utilizando esto como base una hacer fascinante innovación en los RTS. Lee la historia a continuación y tal vez tu mismo aprendas algo.

“El Imperio Mongol pateo mas traseros de lo que pensaba”

Robin Valentine.

La mecánica única de los mongoles es un símbolo perfecto de lo que hace único a Age of Empires IV. Por Robert Zak (Traducido al español por MundoAoE). Publicado originalmente en PC GAMER. Haga clic aquí para comprar.

Nueva era


Los mongoles eran una civilización fascinante, que se extendía en todas direcciones desde las áridas llanuras de la estepa en una nube de polvo de caballos, campamentos de yurtas y todo un pillaje. Sí, los mongoles mataron a un número impensable de personas, pero también fueron pragmáticos brutales que preferirían que sus enemigos capitularan para poder reclutar a sus mejores generales, pensadores y tropas para su causa. ¿Y si te niegas a rendirte? Bueno, no digas que no te lo advirtieron.


Esto significó que a finales del siglo XII, con gran parte del mundo desde China hasta Hungría bajo su control, el imperio mongol era increíblemente diverso: libertad religiosa, un súper escuadrón de generales internacionales y prestigiosas instituciones científicas que atraían a académicos de Persia. China, incluso Grecia.


Más allá de los años merodeadores de Genghis Khan, el imperio mongol se volvió tan vasto y variado que no encaja fácilmente en el molde tradicional de Age of Empires de distintas civilizaciones con sus rasgos y tropos claramente definidos. Me senté a charlar con Relic sobre los mongoles en Age of Empires IV. Como era de esperar, probablemente sean la civilización más izquierdista del juego, pero también encapsulan la filosofía de Relic para hacer el juego Age of Empires más asimétrico y tácticamente profundo hasta la fecha.


Habrá cuatro campañas en Age of Empires IV (inglés, francés, mongol y ruso) divididas en 35 misiones. Lo interesante es que existe cierta superposición histórica entre ellos. La campaña de los mongoles, por ejemplo, te lleva a las profundidades de Europa, donde finalmente asedias Kiev, un importante centro económico de Europa del Este. El caos experimentado por ciudades como Kiev y las divisiones internas entre los señores mongoles finalmente crearon una apertura para que floreciera la ciudad más al norte de Moscú, lo que da paso a la campaña de la Rus.


Ruta de la campaña


La campaña de los mongoles abarca tres capítulos: el primero es la conocida conquista de Jin China por parte de Genghis Khan. El segundo capítulo te pone a cargo del legendario general Subutai y el emperador Mongke Khan en su campaña europea que se extendió a Hungría y Polonia antes de que el tercer y último capítulo describa el impulso de Kublai Khan para apoderarse del resto de China con la culminante Batalla de Xianyang.


Pero más allá de las conquistas militares, Relic también quiere representar la diversidad de estas personas incomprendidas. “Los mongoles tienen la reputación de ser una horda imparable, pero fueron muy buenos para reclutar locales para que trabajaran para ellos“, dice el líder narrativo del juego, Philippe Boulle. “Entonces, en un momento podrás jugar como el famoso general chino Zhang, quien terminó poniéndose del lado de los mongoles con Kublai Khan en su batalla contra el imperio Song”.

Edad de las Rarezas. Age of Empires tuvo algunos extraños desvíos a través de los años.


Por supuesto, jugar como los mongoles implicará una buena cantidad de arqueros a caballo bajo la silla de montar y campamentos de yurtas (más sobre esto más adelante), pero verás que algunos de los puntos de referencia mongoles a medida que ingresa a las nuevas edades tienen influencias budistas y chinas también. En las últimas etapas de las campañas, llevarás unidades de pólvora chinas a Polonia e incluso te beneficiarás del ingenio de la ingeniería persa.


Durante la guerra de los mongoles contra la dinastía Song (el capítulo final de la campaña), Kublai Khan convocó a un ingeniero llamado Ismail del Ilkhanate de Persia para diseñar un nuevo y revolucionario trebuchet de contrapeso llamado hui-hui pao para romper las defensas Song. Entonces, podrás usar trabuquetes de diseño persa usados ​​por las fuerzas mongoles dirigidas por generales chinos. ¿Qué tal eso para el multiculturalismo militar?

Una gran parte del proceso de Relic fue ir directamente a la historia.


Hace un par de años, el director creativo Adam Isgreen dijo que las campañas de Age of Empires IV retratarán “historias humanizadas“, pero no reveló nada más sobre esta intrigante idea. Le pregunto al director del juego Quinn Duffy qué quiso decir con esto. Una gran parte del proceso de Relic fue ir directamente a la historia, por lo que los miembros del equipo de desarrollo volaron a Inglaterra y Francia en viajes de investigación, mientras que los equipos de filmación y audio fueron enviados a Mongolia y el este de Turquía para conocer a las personas que continuaban viajando y viviendo de esta forma de vida nómada.


Creo que la idea de“ historias humanizadas ”trata de ilustrar que estas personas, a pesar de vivir hace 800 años, todavía tienen un impacto bastante significativo en nuestra vida cotidiana y eran más sofisticadas de lo que creemos”, dice. Quinn. “En la cultura pop, el período medieval es siempre oscuro y lúgubre, pero el hecho es que fue colorido y lleno de vida y de personas y personajes interesantes“. Esto se representará puramente a través de horas de escenas cinematográficas que adoptarán “un enfoque documental moderno”, combinando video con animación para enfocarse en la vida cotidiana de los habitantes de la civilización en lugar de simplemente adular a sus líderes y esfuerzos militares.

Las tradiciones religiosas chamánicas de Mongolia se representan en el juego a través del Ovoo, una pila de piedras sagradas que generalmente se construye en las cimas de las montañas.


Espere ver pequeños toques humanos como la forma en que se crearon pinturas en color en el Siglo XIII, o cómo los mongoles inventaron la red Yam, un sistema de correo increíblemente eficiente que revolucionó la comunicación a larga distancia en el mundo medieval. “Siempre es divertido tomar la historia y descubrir cómo los jugadores pueden usarla en su beneficio“. Quinn concluye.


Tradiciones de mecanización


Entonces, ¿cómo se puede convertir a los predecesores del Royal Mail de Mongolia (probablemente más eficientes) en un juego de estrategia en tiempo real? En el juego, la red Yam consta de torres que otorgan bonificaciones de velocidad de movimiento a las unidades mongoles cercanas. Por lo tanto, podrá, por ejemplo, erigir una cadena de torres Yam entre su mercado y los asentamientos comerciales, para usarlas para mover rápidamente las tropas al frente o los flancos donde está anticipando un ataque. Incorporar este elemento cultural mongol también ayuda a hacer de los mongoles una facción que se mueve muy rápido, como lo eran en la vida real.

La marcha del tiempo. Las unidades mongolas mientras avanzan a través de las edades.


Las tradiciones religiosas chamánicas de Mongolia se representan en el juego a través del Ovoo, una pila de piedras sagradas que generalmente se construye en las cimas de las montañas. “Tuvimos que pensar, ‘¿Cuál es la mayor manifestación de la cima de una montaña en nuestro juego“? dice Philippe. “Y nos dimos cuenta de que son estos depósitos de piedra gigantes los que siempre han sido tan importantes en el juego, por lo que tomar un elemento cultural como ese y convertirlo en un punto central del juego es realmente gratificante“.


En lugar de extraer piedra como otras civilizaciones (los mongoles no eran demasiado entusiastas de agacharse detrás de muros de piedra), los mongoles construyen un ovoo sobre un depósito de piedra, lo que otorga bonificaciones a los edificios cercanos en producción e investigación de unidades. Una vez que se agote el depósito de piedra, puede empaquetar el edificio circundante en caravanas y seguir adelante.


En movimiento


Lo que nos lleva al rasgo más distintivo de los mongoles: la capacidad de empacar todos los edificios de una ciudad (excepto los puestos de avanzada) y buscar pastos nuevos en cualquier parte del mapa. Si un explorador enemigo ha atravesado tu territorio y sabe dónde estás, puedes levantarte e ir, manteniendo a tus enemigos dubitativos y ansiosos por el ángulo desde el que atacarás.


Puede parecer una habilidad ridículamente poderosa (como habrían atestiguado los Khans del mundo real), pero también puede provocar una rápida desaparición si transportas el centro de tu ciudad en una caravana indefensa. “Hay un riesgo-recompensa en trasladar el centro de tu ciudad, y me ha tocado subrir esto en carne propia”, se ríe Philippe, recordando los tiempos en que los enemigos mongoles reubicaban el centro de su ciudad justo afuera de su base.


Otros jugadores pueden contrarrestar esto anticipando dónde se trasladarán los mongoles, con un destino probable que sean los depósitos de piedra donde puedan construir su precioso Ovoo. Puede convertirse en un juego del gato y el ratón, muy en línea con las elusivas tácticas militares de los mongoles que les ayudaron a conquistar una buena parte del mundo.

Nuevos castillos escalables ofrecen bonus defensivos y lineas de visión extendidas por sobre los árboles.


Son una facción cuya velocidad y elusividad los hacen parecer como si estuvieran en todas partes a la vez, proyectando la desalentadora ilusión de que tienen una fuerza mayor de lo que realmente son.


Los Mangudai, los icónicos arqueros a caballo de Mongolia, ofrecen la defensa perfecta para tus campamentos cuando están en tránsito y, de hecho, demostraron ser unidades tan poderosas que crearon un dolor de cabeza equilibrante para Relic. “El hecho de que pudieran disparar hacia atrás los hizo muy poderosos, por lo que tratar de averiguar cómo equilibrarlos con los tradicionales lanceros fue un verdadero desafío”, me dice Quinn. “Habría sido muy fácil volver a los arquetipos de estrategia en tiempo real y un equilibrio realmente simple, pero quisimos mantener las civilizaciones lo más asimétricas posible, para preservar la historia”.

Elige tu cultura. AoE IV incluye las facciones más diversas hasta ahora en la serie, y por ello le predimos ayuda a Relic para ponerlos en orden de dificultad para saber cuán dificil es llegar a dominarlos.


Reliquias tácticas


Hablando con Quinn y Philippe, su profundo respeto por la serie es palpable, y está claro que a lo largo del desarrollo han sido cautelosos a la hora de intentar reinventar una rueda cuyos radios, a juzgar por el éxito continuo de Age of Empires II y III, nunca se vieron. necesita ser reemplazado, solo reforzado y afinado.


Pero Relic proviene de un entorno en el que sus mayores éxitos han sido los juegos de táctica a menor escala Company of Heroes y Down of War I y II. Tenía curiosidad por saber cuánto incursionó Relic en implementar más elementos tácticos de nivel micro en una serie tradicionalmente conocida por sus estrategias más amplias.


Conocemos la nueva capacidad de esconderse en los bosques y preparar emboscadas, pero es interesante escuchar cómo Relic está trayendo líneas de visión y un sistema de elevación similar a Company of Heroes 2 para contrarrestar esto. Coloca puestos de avanzada y torres alrededor del mapa y podrás rastrear a las unidades enemigas que se escabullen por el bosque.


Del mismo modo, colocar unidades en los muros del castillo recientemente transitables les permitirá ver por encima de las líneas de árboles y otorgará bonificaciones defensivas a los arqueros y otras unidades encima de ellos. Agrega un poco de sigilo y verticalidad a la experiencia tradicionalmente directa y plana de Age of Empires.

Los nuevos sistemas de sigilo y emboscada no son una gran reforma.


Por supuesto, Age of Empires IV seguirá centrado en el juego de nivel macro que en el mejor diseño basado en encuentros por el que Relic es más conocido, pero eso no significa que no habrá algunos matices tácticos. “Ciertamente hay algunas habilidades en las unidades que colocan importancia en el juego micro o táctico”, explica Quinn. “Los franceses reciben pavises por proteger sus ballestas, y los ingleses obtienen paviss para que sus arqueros contrarresten cargas“.


Haciendo historia


Pero quizás lo más revelador fue cómo, después de cada pequeña característica nueva y evolución que me mencionó Relic, me contaran con entusiasmo que no quieren reinventar Age of Empires. “Una de nuestras declaraciones de visión fue seguir recordándonos a nosotros mismos que la experiencia Age abarca esta enorme amplitud de juego”, me dice Quinn. “Y no queríamos volver a nuestras raíces tácticas”.


Relic’s enfatizó que están buscando que Age of Empires IV se convierta en una parte amada de la serie y no en dejar obsoletos a todos sus predecesores. “Nunca hubo un objetivo para sacar a los jugadores de Age of Empires II“, dice Quinn. “No estamos aquí para buscar la conquista, estamos muy felices de vivir junto a otros juegos de la franquicia. Cada uno de ellos ofrece cosas que son muy únicas “.

Robin Valentine.


Esas son palabras sabias y de mantenimiento de la paz sobre una serie que no se parece a ninguna otra. Age of Empires II: Definitive Edition todavía está en desarrollo y sigue siendo uno de los juegos de estrategia en tiempo real más populares en Steam, e incluso el Age of Empires III: Definitive Edition tiene varios miles de jugadores simultáneos. Por un lado, podría verse como una acusación a la falta de progreso del género de estrategia en tiempo real que uno de sus juegos más populares en la actualidad también sea uno de los más antiguos; por otro lado, tal vez pudiera decirse que Age of Empires II prácticamente descubrió la fórmula hace tantos años, y perdura tanto por su calidad como por la nostalgia.


Ponerse a prueba de estrés


Por esto mismo tomé de la prueba de estrés multijugador y pasé el fin de semana jugando. A pesar de toda la charla sobre asimetría, mecánica de sigilo y empacar ciudades enteras en caravanas, todavía se siente mucho como Age of Empires (es cierto que no pude jugar como Genghis y su Santa Horda).


Incluso los gráficos y las animaciones no son una evolución tan grande como quizás cabría esperar, dado que el último juego de la serie salió hace años. Por supuesto, las ediciones definitivas de Age of Empires II y III hacen un trabajo increíble al llevar esos juegos a la era moderna, pero de una manera que habla del desafío al que se enfrenta Age of Empires IV: sus predecesores todavía se sienten tan actuales. Con todo lo dicho, Age of Empires IV todavía se siente bien, y hay algo reconfortante en esos recorridos bucles de exploración de la tierra, escaramuzas por recursos y, si eres yo, spam de murallas tan lejos del centro de tu ciudad que te preguntas cómo todavía se permite esto en los juegos en línea. Las rutas de actualización de unidades y edificios siguen siendo simples y satisfactorias, mientras que los atajos de teclado (hotkeys) permanecen en su mayoría donde deberían estar.


Los nuevos sistemas de sigilo y emboscada no son una gran reforma, pero agregan una capa táctica de bienvenida, reforzando ese encanto clásico del AoE con el que puedes meterte, acosar y derrotar a tus oponentes de muchas maneras diferentes. El juego todavía se siente como una caja de arena estratégica de la vieja escuela, que puede ser algo bueno o malo, dependiendo de dónde te alinees en lo que hace a progreso y tradición.


Al disminuir el número inicial de facciones pero aumentar las diferencias entre ellas, Age of Empires IV se convierte no solo en un juego que captura mejor la diversidad histórica del mundo real de sus imperios, sino también en un juego bastante más divertido. Si será el “mejor” o el “último” juego de la franquicia no es tan importante como, en palabras de Quinn, “ser una nueva experiencia única en la franquicia“. Y a juzgar por cómo se ve un mes antes del lanzamiento, Relic está en camino de ofrecer el Age of Empires más exclusivo.

NOTICIAS RECIENTES