El recuerdo de cuando un jugador uso “La táctica Stalin”

Con la llegada del Age Of Empires IV, usuarios comenzaron a recordar viejas estrategias y partidas épicas del Age, tal es el caso, que varios recordaron “La táctica Stalin” y acá te contamos de que se trata.

La cuarta entrega de la franquicia, llegará a fines de este año. Tal es la emoción de muchos usuarios, que empezaron a recordar viejas estrategias, tácticas, partidas y momentos que quedaron en la memoria de los fanáticos.

Muchos recordaron lo contado por Franklin Veaux, quien reveló su táctica en un portal del juego denominada la “Táctica Stalin”. El mismo lo contó de la siguiente manera:

“En una ocasión, pude ganar una partida larga de Age of Empires II usando una táctica sacada del propio libro de estrategias de Stalin. El juego ya tenía horas, todo el oro del mapa se había consumido. Estábamos en un punto en el que teníamos que vender madera y comida para seguir creando ejército y el mapa estaba a punto de quedarse sin bosques”, reveló.

“Ya estábamos estancados y ninguno de los dos podíamos armar un ejército lo suficientemente fuerte para derrotar al otro. Cuando mi adversario intentó, sin éxito, destruir mi aldea con un puñado de caballeros en el que se había gastado todo su oro, tuve una gran idea”.

En ese momento, Franklin relata que comenzó a crear pura y exclusivamente aldeanos hasta llegar al límite de población, basando su economía solamente en granjas para que la producción de aldeanos continúe su marcha.

«Fui a atacar con ellos, fue una masacre. Los cadáveres de los aldeanos aparecían por cualquier lado, pero aun así seguía enviando oleadas tras oleadas. Ataqué su economía, destruí sus granjas y campamentos madereros. Fue lento y triste, pero lo pude reducir hasta que, al final, se rindió”.

Repasando un poco de historia

¿Por qué el usuario Franklin Veaux citó a Stalin en su táctica? Durante la Segunda Guerra Mundial, el ejercito de la Unión Soviética no contaba con el armamento suficiente para sus tropas, por lo que muchas veces se envió al frente de batalla a soldados sin rifle, pero con municiones. Quien portaba las balas debía acompañar al que tenía el rifle para reemplazarlo en caso de que caiga en combate.

Cabe mencionar, que el “Ejercito rojo” no podía retroceder (Como en la batalla de Stalingrado) y en caso de hacerlo, eran considerados enemigos y ejecutados por sus propios camaradas.

NOTICIAS RECIENTES